24 Jul

Microsoft en la época actual

Los tiempos actuales no son tan favorables para Microsoft y su proyección a futuro no parece ser tan prometedora como la de otros gigantes de la informática. Pese a que todavía son los dueños del sistema operativo más popular del mundo, han pasado a un segundo plano en mercados tan importantes como Internet y todo lo relacionado con “movilidad”.

No se puede negar que en los últimos años Microsoft ha desarrollado proyectos de gran calidad que han tenido una gran aceptación a nivel general. Claro es el caso de Windows 7, el mejor sistema operativo que la empresa ha desarrollado y el primero en el que se escuchó la voz y opinión del usuario final durante los ciclos de desarrollo. Algo que incluso ayudó a mejorar la “dañada” imagen de la empresa. Pero ¿será que ser el mejor en el software empresarial y tener el sistema operativo más popular ya no es suficiente para ser considerado el “número uno de la informática”?

Desde luego que en Microsoft están conscientes de su condición actual y de lo importante que es darle una nueva cara a la empresa. Intentar que la gente olvide a aquella empresa insuperable que ejercía un monopolio, que «devoraba» a la competencia y que no escuchaba estándares.

He de decir que el video a continuación me sorprendió y al mismo tiempo me hizo recordar la necesidad de cambio que existe en Microsoft. Se trata de un video hecho por el equipo de Microsoft Alemania en comnemoración del aniversario de Linux.

Especialmente me llamó la atención la parte donde Tux navega por Internet mientras Microsoft (representado por un estereotipo de Bill Gates) se duerme en sus laureles. Por lo que se me ocurrió listar a continuación algunos de los descuidos más graves de la empresa.

Los descuidos de Microsoft

  • Restarle importancia a Internet. Microsoft jamás creyó que Internet iba a llegar a ser lo que es hoy, cuando Internet comenzó a crecer no se preocupó por intentar ser también la empresa con los mejores servicios web (ej. Buscador y publicidad). Este descuido permitió que Google «dominara» Internet y creciera a tal punto de ser una competencia bastante serie en otras áreas. Además, ahí se ha dado el nacimiento de otros gigantes como Facebook y Amazon.
  • Falta de innovación y riesgo. ¿Cómo es posible que la empresa que tiene el sistema operativo de escritorio más popular no fue capaz de diseñar también el sistema operativo móvil más popular? Apple reinventó los teléfonos inteligentes al ser la primer empresa en adaptar un sistema operativo de escritorio e incluir un navegador web completo en un dispositivo móvil. Y de forma irónica, el papel que debería haber jugado Microsoft aquí (el de la empresa que licencia su sistema operativo a cualquier fabricante) lo ganó Google con Android. ¿Cómo es que no se dieron cuenta pronto de su rol?
  • Respuesta tardía a las tendencias. Después de que Apple y Google establecieran exitosamente sus plataformas móviles, Microsoft presentó Windows Phone, un sistema operativo móvil bastante interesante que incluye novedades que lo distinguen de las demás plataformas, pero que llegó demasiado tarde a la «fiesta» que se quedó sin su trozo de pastel. Además, mientras Microsoft apenas presentó su primera actualización para Windows Phone, para bien o para mal la atención del mercado también está en las tablets. Un área en la que Microsoft prácticamente no tiene una propuesta definida mientras que Apple tiene el 60% del mercado y Android y demás fabricantes tienen el porcentaje restante.

Microsoft en el futuro

Estoy seguro que Microsoft conoce bien sus errores y que su apuesta a futuro está dirigida especialmente al sector de movilidad. La siguiente gráfica presentada por Microsoft muestra el pronóstico de crecimiento por ecosistema.

Claramente vemos como la tendencia de crecimiento la tendrán los dispositivos móviles. Incluso en Estados Unidos ya existen más dispositivos móviles navegando en Internet que computadoras de escritorio y laptops.

La propuesta de Microsoft es Windows 8 que aparecerá el próximo año y será (según Microsoft) la versión del sistema operativo con cambios más drásticos hasta la fecha. Windows 8 podrá ejecutarse en procesadores ARM (usados en dispositivos móviles como teléfonos inteligentes y tablets), tendrá una interfaz de usuario especial para tablets con un diseño totalmente distinto al tradicional de Windows y además podrá ejecutar aplicaciones desarrolladas en HTML5 (queriendo demostrar que ahora sí respetarán los estándares). Según Steve Ballmer, Windows 8 es un movimiento arriesgado pero creo que Microsoft está en el camino correcto a subirse al tren de la movilidad y al ser de las primeras empresas en adoptar el estándar HTML5 a nivel sistema operativo.

Finalmente, ¿qué convierte a una empresa en la «número uno de la informática»? ¿Tener el sistema operativo más utilizado en el mundo? ¿Vender más dispositivos móviles que cualquier otro fabricante? ¿Ofrecer el mejor servicio web en Internet y saber monetizarlo? ¿Ser la red social más popular en el mundo? Ignoro la respuesta, pero lo seguro es que gracias a la competencia Microsoft está obligada a reinventarse presentando productos innovadores y de calidad, a seguir las tendencias y a mejorar su imagen respetando la opinión de usuarios y desarrolladores. Y desde luego, a tomar en cuenta a sus competidores.